Ámbito Social

3 diciembre 2008

Un apunte histórico

Archivado en: Definición,Historia — Desconocido @ 6:15 pm
Tags: , , , , ,

Para definir el perfil profesional tenemos que revisar nuestra historia. Algo así como “somos lo que comemos”. No es literal, pero sí que hay que tener en cuenta los inicios del Trabajo Social para saber por qué surgió. Cuál fue la causa del nacimiento de esta profesión.

Si queremos llegar a alguna conclusión sobre el perfil laboral del trabajador social, antes tenemos que tener claros cuáles fueron los motivos por los que el Trabajo Social apareció en la sociedad.

Por poner un ejemplo: es como si un médico se planteara su perfil profesional en la actualidad, sin antes plantearse que la medicina surgió en la sociedad para intentar sanar a personas que estaban enfermas y para tratar de conocer cómo funciona el cuerpo humano.

De esta forma, y volviendo a nuestro campo, tenemos que recordar a personas como Luís Vives, San Vicente de Paúl, Federico Ozanam, o incluso Thomas Chalmers. Fueron algunos de los precursores del Trabajo Social. Posteriormente, llegarían y “profesionalizarían” esta actividad caritativa Octavia Hill, Jane Adams o Mary Richdmond. Pero incluso ellas trabajaban en el campo de influencia de la COS. ¿Qué significa COS? Charity Organization Society. En su propio nombre viene la palabra caridad.

Resumiendo: todos estos precursores del Trabajo Social, ¿qué buscaban?

  • San Vicente de Paúl, en contacto directo con los pobres, se dio cuenta de que había que organizar la acción caritativa para que ésta fuera más amplia y eficaz.
  • Luís Vives, sentó las bases de la asistencia a los pobres en la ciudad de Brujas y de Ypres a través de “El tratado de socorro de los pobres”.
  • Así tantos otros.

En definitiva, buscaban ayudar a aquellas personas más desfavorecidas en la sociedad. Buscaban mejorar la calidad de vida y el bienestar físico, psíquico y emocional de las personas que padecían alguna necesidad.

Posteriormente, conforme se avanza en el tiempo, se profundiza en la profesionalización, en los métodos de trabajo y de organización. Se discute sobre quién debe tener la obligación de ejercer la acción de ayuda (la Iglesia, el Estado, o las Instituciones Privadas…) etc. Sin embargo, en la actualidad, no podemos centrarnos en los medios y olvidar cuáles son nuestros fines. No podemos obsesionarnos con los métodos de intervención, y olvidarnos del objeto-sujeto de nuestra intervención.

Ayudar (ejercer la caridad) a los más desfavorecidos, a los que necesitan ayuda. “Quizás, en muchas ocasiones, no sea una ayuda material”. Ese debe ser nuestro fin, ese debe ser nuestro objetivo cada vez que intervenimos, cada vez que ejercemos nuestra profesión.

El tema Rubric Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.